martes, 5 de mayo de 2015

DESCUBRIMIENTOS GENIALES: ACEITE DE COCO

Hola guapuras, tras la semana de ausencia porque, que he estado de viaje, retomo con un post de un descubrimiento que llevo usando durante un tiempo y que dados los buenos resultados estaba deseando hablaros.

Como podéis ver por el título se trata del aceite de coco, al que estoy dando infinidad de usos, pero antes de contaros qué uso y para qué, os haré una pequeña recoplilación de las infinitas propiedades de éste producto.

El Aceite de Coco es uno de los considerados “superalimentos”. Su combinación única de ácidos grasos de cadena media, puede producir inmensos beneficios para nuestra salud. Entre ellos se incluyen por ejemplo la pérdida de peso, la mejora de la función cerebral y una larga lista de efectos que merece la pena saber. A continuación os resumo los principales beneficios que conlleva el consumo de Aceite de Coco Virgen (confirmados científicamente), al final del post os dejaré enlaces para profundizar si os interesa:

Su alto contenido en ácidos grasos saturados es único y altamente beneficioso, al contrario de lo que se podría pensar a priori, estos ácidos grasos son especiales de "cadena media", que producen mucha energía al ser metabolizados, activando así el metabolismo. Disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Tomar aceite de coco mejora la salud: la tribu de los Tokeluanos ingiere un 60% de sus calorías diarias del coco y son los mayores consumidores de grasa saturada del planeta. Esta tribu disfruta de una excelente salud y no hay evidencias de enfermedades cardiovasculares entre sus miembros. Vamos que para muestra un botón!

Pérdida de peso, a pesar de su elevado poder calórico: Los triglicéridos de cadena media presentes en el Aceite de Coco han demostrado incrementar el metabolismo de las personas que lo consumen en tan sólo 24 horas, produciendo un gasto energético mayor en su organismo, lo que a largo plazo puede suponer una pérdida de peso significativa.

Contiene ácido laúrico el elevadas dosis. El Ácido Laúrico supone casi el 50% del total de los ácidos grasos presentes en el Aceite de Coco.Cuando el Aceite de Coco es digerido enzimáticamente, se forma un monoglicérido llamado monolaurina. Tanto el ácido Laúrico como la monolaurina pueden matar patógenos como la bacterias, los virus o los hongos. Estas dos sustancias se ha demostrado que pueden matar, por ejemplo, la bacteria Staphylococcus Aureus (un patógeno muy peligroso) y el hongo en forma de levadura Candida Albicans, una fuente habitual de infección en la especie humana.

Reduce el apetito:Los ácidos grasos de cadena media presentes en el Aceite de Coco tienen potencial reductor del apetito, lo que puede afectar positivamente tu masa corporal en el transcurso de un largo período de tiempo.

Mejora los niveles de colesterol en sangre.Estudios realizados con humanos y animales muestran que el Aceite de Coco mejora los factores con los que se mide el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares, como el colesterol total, el LDL, el HDL o los triglicéridos, por lo que su ingesta puede asociarse a un menor riesgo de sufrir dichas enfermedades.

Demostrado científicamente está que consumir al menos 30ml de Aceite de Coco al día como parte de la dieta puede ayudar a reducir la grasa abdominal sin la ayuda de ningún otro factor como dieta o ejercicio.

Además de para comer, el Aceite de Coco es muy útil en otro tipo de aplicaciones. Nutre el cabello y la piel.

Cómo os digo es un resumen bastante profano y sin entrar en detalles de todos los beneficios.

Algo muy importante es que para que aporte todas las propiedades beneficiosas que se le atribuyen, el aceite que compréis tiene que haber sido extraido en frío, es decir prensado en frío y ha de ser aceite virgen de coco o aceite extra virgen de coco, si es orgánico y certificado muchísimo mejor.

Dicho ésto os hablo de cómolo he incorporado yo a mi dieta, a mi el sabor del coco me encanta y evidentemente éste aceite sabe a coco, lo hay sin tanto sabor (deodorizado) pero yo cuanto más natural mejor. Lo unto en las tostadas por la mañana y me gusta infinitamente más que la mantequilla, el aceite de oliva, etc. Lo uso como sustitutivo de los aceites vegetales, ya sea girasol u oliva en repostería, en ensaladas, salteados, etc vamos para lo mismo que uséis el de girasol u oliva, como ya os digo.

En cuanto a los usos como producto de belleza, me va fantástico para el pelo, me lo echo de medios a puntas cuando tengo que lavármelo y lo dejo todo el tiempo posible, posteriormente me lo lavo y noto que me hidrata muchísimo y me deja las puntas muy suaves. Ya no puedo pasar si él y cuando no lo uso lo noto bastante.

Es un excelente desmaquillante de ojos, elimina fenomenal todo el maquillaje y es muy suave con esta zona tan delicada.

También me hidrato la piel, cuando salgo de la ducha lo uso como si fuera aceite de los bebés, cuando aún estoy mojada y luego me seco, la piel se queda muy hidratada y con un olor a coco delicioso.

Evidentemente también se puede usar como aceite de masaje, ¿verdad Karina? y resulta de lo más agradable.

Un dato hasta 20º más o menos está sólido y muy blanco, pero cuando hace calor se vuelve líquido y totalmente transparente. Aunque esté sólido si cogéis un poco tanto para uso cosmético, como para alimentación se funde rápidamente.

Os dejo foto del que yo he comprado y los links de donde he extraido la información y donde podéis ampliar la información.








Yo ya no puedo vivir sin él, ¿os animáis a probarlo?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...